domingo, mayo 19, 2024
spot_img
InicioHistoriaSomos un resultado de un designio inteligente que no llegó a terminarse

Somos un resultado de un designio inteligente que no llegó a terminarse

Nueva serie de nuestro egiptólogo Rafael Alfonso, que después de Sacsayhuaman veremos como nos sorprende hoy con ABU SIMBEL

Abu Simbel, este es un lugar muy conocido que está situado a 231 Km. de Assuan, en la
orilla occidental del lago Nasser.

En este capítulo vamos a dar un importante salto cualitativo y desde luego si queremos
tener la posibilidad de dar crédito a lo que aquí se va a decir, debemos tener muy en
cuenta los datos que ya tenemos.

Es este lugar que subieron para arriba con una obra que comenzó en 1964 y acabo 4
años después, en 1968, consta de dos templos; el de Ramses II y el de Nefertari y están
uno al lado del otro.

Esto estaba más abajo, a la orilla occidental del lago Naser pero con el nivel antiguo.
Como sabemos en esa época se iba a construir la presa de Assuan y hubiese dejado el
templo bajo las aguas de no haberse hecho esa obra.

Estos dos templos los subieron para arriba 65 m. y los desplazaron 200 m., de la futura
orilla del lago Naser. Gracias a lo cual hoy podemos seguir disfrutando de estos lugares.
Se hizo una obra impresionante participaron muchos países, se gastaron 40 millones de
dólares, que entonces era una cifra impresionante. Bien pues aquí vamos a ir directamente al grano porque ya tenemos ciertos datos como digo.


En primer lugar podemos ver que hay un volumen exterior de vaciado (aunque ya vimos
en Petra como se hizo) dentro hay una especie de puerta que está sin terminar de
construir. A la derecha del templo según miramos hay una masa de roca madre que tiene
un aspecto reblandecido.

Esas muestras de ablandamiento de rocas no son tan evidentes en este lugar como en
Petra, o en Mada’in Saleh, aunque veremos lugares incluso mayores que Petra donde
esas muestras de ablandamiento de rocas están muy claras.

Por tanto tenemos: Que hay un volumen exterior de vaciado que parece haber sido
cortado como un queso, que hay muestras de ablandamiento de rocas, que el interior
está hueco y que está sin terminar de construir. Tanto el templo de Ramses II, como el
de Nefertari.
En el templo de Nefertari se supone que están Ramses II y Nefertari ¡Si es que alguna
vez existieron! Si de las seis figuras que hay, cuatro son de Ramses II, ¿Por qué hay
unas que son más altas que otras y claramente no pertenecen a la misma persona? Luego
aquí hay algo que no encaja.

Pero no es tan raro porque como ya se ha mencionado la cronología ortodoxa adjudica
estos supuestos templos a un personaje histórico relevante, ya sea real o inventado, pero
eso no tiene nada que ver con la realidad como iremos viendo.

redactor
redactorhttps://parlahoy.es
Redactor y escritor de post y artículos para el portal digital ParlaHoy.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Comentarios recientes